¡A escena, Duendes!

Basado en anécdotas, entrevistas, poemas y conferencias de Lorca.

 

 

Se busco dentro de los escritos de Lorca, una recopilación para darle una estructura teatral.

 

Quisimos un Lorca infantil, en contacto con la gracia, inocente, divertido, defensor de la libertad de expresión, valiente y trágico.

Decidimos que los personajes fueran duendes pero urbanos. Duendes porque Lorca decía que sin duende no había arte.

Hablaba siempre, eso sí, de un duende relacionado con la muerte, que se encuentra en la sangre, en lo más hondo de nuestro ser.

 

La obra  es coral, sin decorados. El espacio circular, más en contacto con el público como Lorca lo decía y quería. La línea dramática tiene una brisa onírica porque el alma es la poesía. Los objetos son pocos pero buscan componer símbolos como: linternas, velas, una luna de cartón, narices de payaso, una camisa agujereada por unas balas, unas letras donde al juntarlas se lee: “Lorca”.

La música es en vivo, a veces con guitarra y otras a capela. Cada uno de los 14 duendes que surgen en el montaje, va representado a Lorca en una parte de su vida.

 

Un poeta pasional, libre, fascinado por el misterio, lo desconocido y por la sangre del amor.

 

 

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram